Recordando los 10 años del secuestro del Fokker de Avianca

Publicado el abril 12, 2009 6:34 pm por with 0 comentarios

EmailGoogle+Marcador

Así comenzó hace 10 años, el 12 de abril de 1999, el secuestro del vuelo 9463, un avión Fokker 50 de Avianca, que cubría la ruta entre Bucaramanga y Bogotá y que transportaba a 46 personas: 35 pasajeros, cinco tripulantes y seis secuestradores.


Ese fue el primero de tres secuestros masivos que en menos de dos meses realizó el Eln y que marcaron la historia de este flagelo en el país.


Los otros dos, el de 285 personas en la Iglesia La María de Cali, el 30 de mayor de ese año -el mayor secuestro masivo en la historia de Colombia-, y el de nueve excursionistas en la Ciénaga de El Torno, cerca de Barranquilla, el 6 de junio.


Hoy, una década después, las estructuras del Eln están disminuidas casi en un 40 por ciento, según los informes de inteligencia. Sus hombres no pasarían de 3.000 y en algunas zonas, como Arauca y Valle, han sido exterminadas por las Farc.


Precisamente, el Eln ha intentado ‘recomponer’ las relaciones con las Farc en Tame, Arauquita y Saravena, donde el frente Domingo Laín, uno de los más poderosos, fue copado por los hombres de Germán Briceño Suárez, ‘Granobles’, hermano del ‘Mono Jojoy’.


Por el secuestro del avión de Avianca la justicia condenó como autores materiales a Ever Castillo Sumaleva, alias ‘el Gallero’, a 39 años de prisión; a Luis Eduardo Galvis Rivera, a 37 años; a William Ricardo Blanco Suárez y Héctor Dante Becerra Salazar, 36 años de cárcel cada uno. Otro responsable del plagio, José María Ballestas, capturado en Venezuela y quien fue el causante de un roce diplomático entre los gobiernos de Bogotá y Caracas, fue condenado a 30 años de cárcel.


También fueron sentenciados a 39 años de prisión, como autores intelectuales del plagio dos integrantes de la cúpula del Eln: Israel Ramírez Pineda, alias ‘Pablo Beltrán’, y Herlinton Chamorro, alias ‘Antonio García’.


María Orlinda Guerrero, alias ‘la Negra Yesenia’, capturada en septiembre del 2007, enfrenta proceso por el mismo caso.


No cabía en la pista

“Ellos (los guerrilleros del Eln) iban a secuestrar un avión más grande, donde viajaban unas personas que pertenecían al congreso, o unos congresistas, pero debido a que había llovido en la zona de la pista ese avión grande no cabía y decidieron secuestrar ese avión pequeño”, relató un testigo ante justicia.


La pista clandestina a dónde llevaron el avión secuestrado había sido utilizada por los ‘narcos’ para sacar los cargamentos de cocaína de la serranía de San Lucas. Era conocida como ‘los Sábalos’, y estaba ubicada entre Simití y San Pablo, sur de Bolívar.


El vuelo partió de Bucaramanga a las 10:00 de la mañana de ese lunes 12 de abril. Pocos minutos después, los seis secuestradores que habían logrado burlar los controles de seguridad en el aeropuerto e ingresaron armados al avión, amenazaron a los tripulantes y le entregaron a uno de los pilotos las coordenadas donde debía aterrizar.


Gloria Amaya de Alfonso fue una de las 35 personas secuestradas y la que más tiempo permaneció en cautiverio, hasta el 22 de noviembre del 2000. Por un cambio de última hora abordó el vuelo 9463. Tenía programado viajar a las 7 de la mañana y por gestiones de su empresa tuvo que subir al avión que sería plagiado.


“En los primeros cinco meses quería morirme, no comía nada y prefería que el avión se hubiera estrellado. Una noche escuché por radio los mensajes que me mandaban mis  dos hijas y mi esposo desde Bucaramanga y eso fue suficiente para recuperar las ganas de vivir y cuidarme de que nada me pasara”, recuerda Gloria. 


Diez años después labora en la misma empresa y asegura haber enterrado los malos recuerdos que le dejaron los 19 meses que permaneció secuestrada.


“De lo poco que me acuerdo es que un día comimos mico, estuve en diez campamentos y de del total de secuestrados nos dividieron en 4 grupos”, agrega. Al día siguiente del plagio el Eln dejó en libertad a cinco ancianos y a un bebé.


Tres días después del secuestro, el 15 de abril, recuperaron la libertad tres personas que se encontraban enfermas. Carlos Gustavo González, uno de los pasajeros secuestrados, no resistió las difíciles condiciones de la selva y murió en cautiverio. La mayoría de los plagiados tuvieron que pagar millonarias sumas al Eln para lograr recuperar la libertad.


Iglesia La María


En dos camiones, un grupo de guerrilleros del Eln se llevaron secuestradas a 285 personas de la iglesia La María, en el barrio Ciudad Jardín, sur de Cali.


Eran las 10 de la mañana del domingo 30 de abril de 1999 y en medio de la celebración eucarística los guerrilleros ingresaron gritando que eran agentes de inteligencia que habían detectado un carro bomba en la zona y que debían evacuar el templo.


Un guardaespaldas de uno de los feligreses que se dio cuenta de lo que en realidad ocurría y trató de detener a los secuestradores murió degollado por los guerrilleros del Eln. Los dos camiones con el grupo de secuestrados se dirigieron hacía la zona de los Farallones de Cali, mientras que varios guerrilleros se enfrentaron con la Fuerza Pública para cubrir la retirada.


En el enfrentamiento armado murieron los guerrilleros del Eln Gildardo Cardona Barrera y John Jairo Arango, y las autoridades capturaron a Eleu Epe Vivas, quien resultó herido.


Este último aseguró que días atrás había sido secuestrado y lo habían obligado a vestirse de camuflado y participar en el plagio. Luego Epe Vivas pidió someterse a sentencia anticipada y el 28 de agosto del 2001 la justicia lo condenó a 50 años de prisión.


También fueron condenados a 38 años de prisión Nicolás Rodríguez Bautista, alias ‘Gabino’, máximo jefe del Eln; Fernando Sánchez Sánchez, alias ‘√É‚Ä∞lite’, y Carlos Arturo Restrepo Sánchez, alias ‘Marcos’.


El Torno


El 6 de junio de 1999, nueve excursionistas que habían ido de día de pesca a la ciénaga de El Torno, cerca de Barranquilla, fueron secuestrados por guerrilleros del Eln. Los guerrilleros llegaron en varis lanchas y se llevaron a las víctimas.


Las familias de los plagiados tuvieron que pagar millonarias sumas de dinero por su liberación. El secuestro masivo en la ciénaga de El Torno desencadenó una masacre de pescadores de esa región perpetrada por ‘paras’ por orden del extraditado ‘Jorge 40′, quien consideraba que los lugareños habían colaborado con los guerrilleros del Eln en el plagio

JUSTICIA

Leer la noticia en El Tiempo | Recordando los 10 años del secuestro del Fokker de Avianca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>