Suben las apuestas por la Paz

Publicado el septiembre 10, 2013 10:07 am por with 1 comentario

EmailGoogle+Marcador

Por: Elberto Rojas Zorro

Despejado el conflicto de intereses vinculado con la justicia que será aplicada a los protagonistas de la insurgencia que delinquieron en materia grave, por la decisión de la Corte Constitucional de declarar exequible el Marco Jurídico diseñado por el Congreso de la República, podemos decir que se está allanando el camino para alcanzar los objetivos fundamentales propuestos en el Proceso de Paz Colombiano, a juzgar por los siguientes hechos: las voces radicales que se han opuesto al proceso, después del pronunciamiento de la Corte, no se han vuelto a pronunciar en el mismo tono, ni con la claridad y contundencia de antes. Se podría especular, si dijéramos que están identificadas con la posición de los Magistrados o que guardan un compás de espera, mientras se puntualiza la implementación de los mecanismos que serán utilizados con la justicia transicional.

La Iglesia católica se reafirma en el apoyo al proceso, en esta ocasión, al enviar una carta a la mesa de negociación conjuntamente con Redepaz, el Cinep, la Universidad Javeriana y otros grupos, en la que plantean la necesidad de dialogar con el ELN y, para la legitimación de los acuerdos, manifiestan estar atentos “para promocionar y realizar las acciones pedagógicas tendientes al logro de una alta participación ciudadana”. Al iniciarse la próxima ronda de las negociaciones en la Habana también harán presencia, ante las delegaciones negociadoras, los presidentes de los partidos políticos y un grupo de parlamentarios. Su función principal consistiría en hacerse coparticipes y corresponsables de las decisiones finales del proceso, especialmente en relación al acuerdo sobre el referendo que ha sido planteado y la reglamentación de los mecanismos de justicia.

En el ámbito Internacional, el planteamiento de la Corte Constitucional ha sido bien recibido. La posición de Human Rights Watch, expresada por intermedio de José Miguel Vivanco, es clara, especialmente en relación a las víctimas del conflicto, cuando dice: “Colombia únicamente podrá lograr una paz duradera si garantiza el derecho de las víctimas a la justicia. Por consiguiente la decisión de la Corte debe ser vista como una medida para fortalecer este proceso de paz y no como un retroceso”.

No obstante, algunas partes de la sentencia pueden ser sujetas a la libre interpretación, por lo que el Presidente Santos “jugado” por la paz, reconoce el compromiso de su país con el Derecho Internacional y “respeta ciertos límites en el proceso de paz”, pero aspira a “encontrar el equilibrio que nos permita respetar el Estatuto de Roma, pero que también nos permita la paz”. El presidente Santos estará en los próximos días defendiendo esta tesis ante la Organización de Naciones Unidas.

Como están las cosas, en el momento crítico para unos, especial para otros y en el que se están tomando las decisiones más relevantes del final del proceso, y con el cronos avasallante, no es creíble que el Presidente vaya a renunciar a continuar orientando y defendiendo directamente las políticas de gobierno que ha creado y quiere ver consolidadas, principalmente y con mayúscula, el éxito rotundo del proceso de Paz. La anterior apreciación la encontramos resumida cuando al referirse a su nuevo gabinete lo ha llamado “Gabinete de Unidad para la Paz”.

Es claro que para el Presidente Santos el logro de la Paz se le ha tornado en una obsesión de su gobierno y ha dado señales de que es consciente de que esa es una gran responsabilidad que le corresponde asumir como Jefe de Estado. Así las cosas, el dilema que hace unos días estaba determinado por la tensión entre Justicia y Paz, hoy se ha convertido en el dilema que los colombianos tendrán que resolver entre Guerra y Paz.

Amanecerá y veremos.

One response to Suben las apuestas por la Paz

  1. Leonardo septiembre 10th, 2013 at 10:25 am

    Muy buen artículo.

    Estoy de acuerdo en que es muy diciente el nombre que le dio Santos a su gabinete, sobre su renovado compromiso cn el proceso de Paz.

    Lo que sigue desconcertando a algunas personas es ese compotamiento un poco esquizofrénico del gobierno en que unos hablan de paz y otros de guerra. El Ministro de Defensa, por ejemplo, continúa arreciando su descarga verbal contra las Farc, y eso confunde un poco.

    Sin embargo, eso obedece a que hay muchas audiencias simultáneamente, con intereses contrapuestos y que se está llevando a cabo la negociación en medio del conflicto.

    Muy buen análisis de la coyuntura!

        Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>